20.2 C
Madrid
jueves, 5 agosto, 2021

Primer trasplantado de los 2 pulmones en España por secuelas del covid-diecinueve

  • Jordi, de cincuenta y uno años, que estuvo ciento veintidos días en la uci y subsistía conectado a una máquina Ecmo, ya está en planta y respira por sí solo

  • El Centro de salud Vall d’Hebron efectúa una intervención «histórica» que dura 9 horas y que «abre la puerta» a otros enfermos postcovid

El Centro de salud Vall d’Hebron (Barna) ha efectuado un trasplante de los 2 pulmones a Jordi, un hombre de cincuenta y uno años que los tenía «destrozados» tras haber pasado un covid-diecinueve «severo». Este es el primer caso en España de trasplante pulmonar a un paciente postcovid. En otras palabras: un «hecho histórico» en esta pandemia y en la sanidad de España y catalana, como lo definen los propios médicos.

Jordi se contagió a inicios de año, en la tercera ola de coronavirus, y llevaba ciento veintidos días en la uci del Centro de salud de Bellvitge (L’Hospitalet). La inflamación provocada por el coronavirus había ocasionado daños irreversibles en los pulmones. No tenía ninguna nosología anterior esencial ya antes de contagiarse del coronavirus. Tras una operación «difícil» que duró «9 horas», ahora se halla ingresado en una planta de Vall d’Hebron, puede respirar por sí solo y en una semana los médicos le van a dar el alta.

«Sus pulmones no es que funcionaran poco, es que ya no funcionaban nada. Llevaba 4 meses con un soporte de Ecmo», ha explicado este viernes en conferencia de prensa Maribel Rochera, del Servei de Anestesiologia, quien ha definido la intervención como «una nueva puerta que se abre» en el tratamiento del covid-diecinueve. «Ha sido un reto histórico y solo podía ser producto de un trabajo multidisciplinar», ha señalado Carles Bravo, organizador del Programa de Trasplantament Pulmonar de Pneumologia de Vall d’Hebron.

La historia de Jordi

El trasplante pulmonar a raíz del covid-diecinueve es un género de intervención que se efectúa en el planeta «desde el comienzo» de la pandemia, como ha explicado el Jefe de Cirurgia Toràcica i Trasplantament Pulmonar de Vall d’Hebron, Alberto Jauregui. El que se ha presentado este viernes en el centro de salud barcelonés es el primer caso de España, que no el primero del planeta. USA es el país que más trasplantes efectúa en pacientes postcovid.

Conforme Jauregui, hay 2 géneros de pacientes covid aspirantes a percibir un trasplante pulmonar: «Los ingresados en una uci con una neumonía grave y aquellos que, sin estar en una uci, tienen secuelas por el covid-diecinueve que seguramente les hayan ocasionado lesiones en el pulmón».

La historia de Jordi, el paciente postcovid de cincuenta y uno años trasplantado en Vall d’Hebron, empezó a inicios de año con una «infección muy grave» a raíz del coronavirus. La evolución de la enfermedad fue «rapidísima» y enseguida el hombre, que ingresó primero en un centro de salud comarcal, precisó ir a la uci de Bellvitge (un centro más grande), donde estuvo conectado a un ventilador y después a una máquina de Ecmo.

«Tras 4 meses en la uci, el Centro de salud de Bellvitge nos solicitó una valoración para poder ver si lo podíamos trasplantar. Lo pusimos en lista preferente en el trasplante. Fue una cirugía en especial difícil que duró 9 horas y que salió con franqueza bien», ha contado Jauregui. A los poquitos días, a Jordi se le retiró el soporte de Ecmo y muy poquitos días después dejó de usar el oxígeno complementario. «Ahora lo tenemos en planta y respira por sí solo. Mas todavía debe hacer rehabilitación. En una semana se va a poder ir a casa», ha añadido. Con el programa de fisioterapia precoz de Vall d’Hebron comenzó a hacer bici en exactamente la misma uci doce días tras la intervención.

El doctor Jauregui, que se dedica al trasplante pulmonar desde hace más de quince años, ha señalado que jamás había visto «unos pulmones de esta forma». «El color, la estructura, la función… estaban absolutamente deteriorados”. “Eran unos pulmones considerablemente más inflamados con relación a los que hallamos en otras cirugías, y recordaban una mezcla de diferentes nosologías, desde unos pulmones que padecen fibrosis a otros que llegan a quirófano tras infecciones de reiteración y con la pleura engrosada», ha descrito por su lado la ciruajana Leire Sánchez.

El trasplante, única opción

El doble trasplante pulmonar era la única opción para salvar la vida de Jordi. «No había más posibilidades», ha dicho Judith Sacanell, referente en la uci de Trasplantament Pulmonar. «El resto de órganos le funcionaban de forma perfecta. El paciente no tenía otra alternativa, ni posibilidades de salir de la Ecmo».

La Ecmo, como ha explicado Jordi Riese, responsable del Programa Ecmo Adult Vall d’Hebron, es una «máquina que se conecta al paciente por medio de 2 arterias». «Sirve para sacarle la sangre y devolvérsela oxigenada. La usamos cuando el corazón o bien los pulmones no marchan. Es una técnica muy compleja. La Ecmo deja que el pulmón descanse», ha explicado.

El paciente vivía conectado a una máquina y no tenía «más posibilidades»

Desde el principio de la pandemia, Vall d’Hebron ha dado soporte con esta máquina a setenta y cinco pacientes con covid-diecinueve, de los que un setenta por ciento ya están en su casa. La Ecmo se aplica a pacientes de una edad «no avanzada» y asimismo «que no tienen disfunción de otros órganos». «Los pulmones de Jordi estaban destrozados. Estimamos que no había solución», ha dicho Riese.

La intervención fue compleja pues los médicos «no tenían experiencia anterior» en trasplantar a un paciente que tuviese un soporte de Ecmo «tan prolongado en el tiempo», ha precisado la anestesióloga Rochera.

Hoy, los sanitarios ignoran cuántos pacientes postcovid podrían precisar un trasplante pulmonar. «Sabemos que la mayor parte de enfermos Ecmo han evolucionado bien», ha contestado Rochera a preguntas de los cronistas. «Mas vamos a ver si, a posteriori, van a ser o bien no del conjunto de enfermos que terminarán necesitando un trasplante pulmonar».

Lo que sí saben los médicos es que el trasplante pulmonar de Jordi «abre una puerta, hasta el momento cerrada» para otros pacientes postcovid. Eso sí, «han de ser pacientes realmente bien escogidos». «Por el hecho de que el trasplante es siempre y en toda circunstancia el último recurso», ha concluido la anestesióloga.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here