/Rituales de magia blanca

Rituales de magia blanca

La magia blanca es la acumulación de energía mental para pedir al universo lo que se desea. Se denomina magia blanca por sus beneficios, esta acumulación de energía no responde a la intención de llevar a cabo malas acciones. Dichas energías se acumulan por medio de diferentes rituales, que abren el camino para obtener un fin deseado.

¿Qué son los rituales?

Los rituales son acciones estereotipadas con un alto valor simbólico basado en alguna creencia. Los rituales de magia blanca se basan en la fe, el poder personal y el intercambio de energía entre los seres humanos y el universo. En este campo, los rituales pueden estar orientados a la mejora de un aspecto de la vida, sea de trabajo, de pareja, familiar o personal.

Para llevar a cabo un ritual, se requiere de materiales preparados y especializados en el área esotérica, a fin de evitar el filtro de energías contaminadas.

Para obtener estos productos puede contarse con la mayor tienda esotérica de la red. Aunque la energía se encuentre en sí mismo, siempre serán necesarios ciertos productos para llevar a cabo un ritual, ya que son elementos que potencian la oportunidad de encontrar esa meta deseada.

Algunos elementos claves

Velas

Las velas son un instrumento clave en la mayoría de los rituales, no se trata de un accesorio, sino de un testigo que enlaza las vibraciones entre el mundo terrenal y el mundo espiritual. De acuerdo al color de éstas, su conexión será más fuerte con algunas energías. Por ejemplo:

  • Blanco: sirve para limpiezas, es señal de inocencia, pureza y virginidad.
  • Rojo: se conecta con la pasión, la acción y la pareja.
  • Amarillo: atrae felicidad, alegría y éxito.
  • Verde: se utiliza para atraer el dinero, la salud y la fertilidad.
  • Marrón: ofrece protección a los animales de la casa.
  • Morado: promueve los cambios positivos, eleva la espiritualidad y potencia el poder mental.
  • Negro: para contraatacar las malas energías, son una forma de protección y aleja la negatividad.

Piedras

Las piedras preciosas o semipreciosas son conocidas como grandes canalizadores de energía, tienen el poder de proteger, ahuyentar malas vibraciones y transmitir una energía positiva a las personas. El cuarzo, la amatista y el ámbar son conocidas como piedras de limpieza y protección, mientras que el zafiro, el cuarzo rosa y el topacio son potenciadores del amor.

Incienso

El incienso es la preparación de aceites con resinas aromáticas, que permiten que al encenderse desprenda una fragancia. El sentido del olfato puede transformar un lugar, cambiar un aura y promover un cambio mental. Este producto es muy utilizado en el campo terapéutico, religioso y hasta estético. En el área esotérica, cada aroma permite conectar con un estado mental y objetivo diferente.

Los inciensos relacionados con el estado mental son:

  • La ruda: para potenciar la intuición.
  • El sándalo: para relajarse.
  • La canela: que aclara las ideas.
  • El ginseng: que aumenta la capacidad de trabajo.
  • El Nag Champa: que eleva la espiritualidad.

Aquellos aromas relacionados con algún área de la vida son:

  • El opio: para el amor.
  • El clavo: para el dinero y los negocios.
  • La mirra: para la protección.

Lugar para un ritual

Hay rituales que son muy específicos y que pueden hacerse de manera esporádica, pero cuando se ingresa al mundo esotérico, lo mejor es establecer un lugar específico, donde realizar los rituales y donde concentrar toda la energía para cuando se necesite.

Para preparar este pequeño lugar, pueden seguirse los siguientes pasos:

  • Buscar un lugar tranquilo y privado. Los rituales esotéricos no son eventos públicos, por lo que debe buscarse un lugar con la suficiente privacidad para estar cómodo y en confianza.
  • Disponer de una mesa pequeña para usarla como altar para colocar los artículos a utilizar. Asimismo, esta mesa debe estar recubierta con un mantel, y el color debe responder a la energía que se quiera transmitir.
  • Representación de los elementos naturales. Colocar como elementos fijos de este pequeño altar un recipiente con tierra en el Norte de la mesa, un recipiente con agua al Oeste, incienso para representar el aire al Este y una vela para el fuego al Sur.
  • Cerillas de madera. Es importante que las velas que se utilicen en un ritual sean encendidas con cerillas de madera, al querer apagar las mismas nunca debe hacerse con un soplido.