/Salut integrará las historias clínicas de los residentes en geriátrico
Un grupo de ancianos en un geriátrico.

Salut integrará las historias clínicas de los residentes en geriátrico

La Generalitat ha aprobado este martes un decreto ley que deja a la Conselleria de Salut tener acceso a los datos sanitarios y asistenciales de las viviendas geriátricas de Catalunya para integrar mejor las historias clínicas de los usuarios y supervisar la pandemia de covid-diecinueve, que se ha cebado en estos centros.

El Ejecutivo catalán ha dado luz verde a este nuevo Decreto Ley de medidas urgentes en el campo social para mitigar los efectos de la covid-diecinueve, una vez que Salut se haya hecho cargo de las competencias de las viviendas geriátricas que ya antes eran de la Conselleria de Treball, Afers Socials i Família.

De esta manera, Salut va a poder tener acceso a los datos sanitarios y asistenciales de los usuarios que se hallan en estos centros, lo que dejará poder ejercer mejor el control epidemiológico de la pandemia desde la integración de las historias clínicas de los pacientes al sistema de salud pública de Catalunya y asimismo prosperar la calidad de los servicios asistenciales que se prestan en estos centros.

La ‘consellera’ de Salut, Alba Vergés, ha anunciado que se han efectuado pruebas de detección del coronavirus al noventa y uno con treinta y ocho por ciento de las viviendas catalanas, tanto a residentes como a trabajadores de los centros. Son sesenta y seis y novecientos setenta y uno pruebas de diagnóstico a usuarios de centros residenciales y cuatro mil doscientos setenta y cuatro pruebas a profesionales.

Asimismo el Parlament ha aprobado este martes discutir el próximo veintiuno de mayo una propuesta de resolución de la CUP para crear una comisión de investigación sobre la administración de las viviendas de gente mayor a lo largo de la crisis del coronavirus.

El conseller de Interior, Miquel Buch, asimismo ha pedido al conjunto de los catalanes que actúen con «corresponsabilidad social, lógica y sensatez» y respeten la recomendación de reservar 2 franjas al día a fin de que salgan los ancianos. «Lo vamos a hacer por ellos, por nosotros y por Catalunya», ha dicho.

Las franjas reservadas, de diez a doce de la mañana y de diecinueve a veinte horas, a fin de que salgan de casa los ancianos desde setenta años dejan eludir que haya aglomeraciones de gente y resguardan a colectivos frágiles, conforme Buch.

«Respetemos a los progenitores, a las madres, a los abuelos. Ellos asimismo están en su derecho a salir y no estamos en nuestro derecho a ponerlos en riesgo», ha insistido el ‘conseller’, que ha hecho un llamamiento a toda la población de Cataluña, con independencia de que estén en fase 1 o bien fase 0 en el proceso de desescalada del confinamiento, para respetar estas franjas horarias que plantea la Generalitat.