14.8 C
Madrid
viernes, 22 octubre, 2021

Seat plantea un nuevo erte que puede afectar a prácticamente mil trescientos empleados

  • El impacto de la medida puede fluctuar diariamente entre cuatrocientos ochenta y dos y mil doscientos setenta y seis trabajadores dependiendo de la disponibilidad de semiconductores para poder fabricar cada modelo.

  • La demanda de automóviles de Seat y Cupra se ubica en niveles prepandemia, lo que empuja a la compañía a intentar generar el máximo número de automóviles posible.

La crisis mundial de los semiconductores prosigue con su inexorable escalada en el ámbito del vehículo. La falta de microchips para la producción de automóviles sostiene en alerta a las primordiales marcas que llevan más de medio año debiendo ajustar sus producciones. Seat, que no escapa de esta afectación mundial, ha vuelto a proponer a los sindicatos un nuevo expediente de regulación temporal (erte) para sus empleados (uno más) hasta el momento en que no mejore el suministro de componentes principales. La nueva medida, que el día de hoy debería materializarse en un pacto, afectará a sus centros productivos y fluctuará a diario entre cuatrocientos ochenta y dos y mil doscientos setenta y seis empleados. La duración se va a fijar entre el lunes próximo veintisiete de septiembre y el treinta junio de dos mil veintidos.

La primera asamblea con los representantes de los trabajadores se realizó el día de ayer por a tarde y en ella se establecieron las bases de esta nueva medida que busca una solución flexible al inconveniente. Se presentgaron las medidas organizativas y productivas, y se trató asimismo el plan social que va a acompañar al erte. Se da la coyuntura que los niveles de demanda de automóviles de Seat y Cupra se ubican en cifras prepandemia, y por esta razón la compañía tiene la obligación de no perder ni un vehículo de producción.

Afectación en Martorell

Las medidas planteadas afectan esencialmente a las líneas de producción. En la línea1(Ibiza y Arona) se plantea la reducción de medio turno de producción, de dos,5 a dos turnos diarios. En la línea dos (León, Cupra Formentor) se va a aplicar la medida conforme la disponibilidad de semiconductores, producción a tres, dos,5 o bien dos turnos (producción habitual: 3 turnos). Al paso que la línea tres (Audi A1), ya perjudicada desde hace meses, operará con normalidad, a un turno de producción. El máximo de turnos que se pueden ver perjudicados va a ser de cuatrocientos treinta, implicando a once y trescientos cuarenta y ocho trabajadores. En la planta de estampación de Zona Franca y la de cajas de cambio de El Prat el parón puede llegar a los ciento ochenta turnos.

En la planta de Martorell la la reducción temporal de la producción va a tener una afectación máxima diaria (suspensión de contrato) de entre trescientos veintidos y mil setenta y seis empleados (que cambiará conforme la evolución de la producción en la línea dos). La pretensión de la compañía es que la reducción de empleo se cubrirá, primeramente, con voluntarios. El número de plazas no cubiertas se completaría de forma rotatoria entre la plantilla.

ÚLTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here