/Trabajadores de General Motors en EE.UU. cumplen un par de semanas en huelga
GM se ha visto obligada a paralizar la producción en algunas plantas en Canadá y México. 

Trabajadores de General Motors en EE.UU. cumplen un par de semanas en huelga

La huelga de los trabajadores de General Motors (GM) en E.U. cumplió el día de hoy su segunda semana al tiempo que la compañía y el sindicato United Auto Workers (UAW) reiniciaron las negociaciones para la firma de un nuevo acuerdo colectivo.

Los prácticamente cincuenta empleados de GM en huelga en USA comenzaron a percibir desde el primer día de la semana doscientos cincuenta dólares estadounidenses por semana provenientes de los fondos del sindicato mientras que dure el paro. En dependencia de su categoría, los trabajadores de GM en huelga cobran frecuentemente entre seiscientos y mil doscientos dólares americanos por semana.

La huelga, la primera que padece GM desde dos mil siete y que afecta treinta y tres centros de producción y veintidos de distribución en E.U., se comenzó el pasado dieciseis de septiembre tras el bloqueo de las negociaciones para la firma de un nuevo acuerdo colectivo. El precedente concluyó el quince de septiembre.

GM y UAW negociaron a lo largo de un par de meses antes que los afiliados al sindicato aprobasen la declaración de la huelga. El sindicato apuntó que a lo largo de esos un par de meses, las 2 partes solo habían llegado a pactos sobre el dos por ciento del conjunto de las negociaciones.

Si bien la huelga solo afecta a las plantas en E.U., el paro está provocando inconvenientes en centros de producción de GM en Canadá y U.S.A. debido a la carencia de componentes para el montaje de automóviles y piezas.

GM se ha visto obligada a inmovilizar la producción en ciertas plantas en Canadá y México y despedir provisionalmente a unos tres.600 empleados en los 3 países.

Si bien UAW ha amontonado algo más de 720 millones de dólares americanos para cubrir pagos a sus afiliados en el caso de huelga, los especialistas están advirtiendo de los efectos de un prolongado paro.

Colin Lightbody, un viejo ejecutivo de Fiat Chrysler (FCA) y analista laboral, apuntó en su weblog que «es prudente para los líderes de UAW que comiencen a administrar las esperanzas de sus afiliados cuanto antes».

Lightbody, que participó en negociaciones de UAW con FCA, asimismo advirtió de que «es peligroso que los afiliados de UAW acepten que la oferta económica de GM va a mejorar o bien que continuará íntegra, aun tras una huelga de cuando menos un par de semanas».

Los trabajadores votaron comenzar la huelga una vez que GM ofreciera abonar solo un quince por ciento de los gastos sanitarios de sus trabajadores, cuando la media nacional es de prácticamente el treinta por ciento . Tras el rechazo de UAW a la oferta, GM retiró la propuesta y dejó encima de la mesa el tres por ciento que la compañía paga en nuestros días.

Conforme UAW, GM asimismo se negó a prosperar las condiciones salariales y posibilidades sanitarias de los trabajadores, pese a que el año pasado la compañía ganó más de ocho mil millones de dólares americanos.

Además de esto, los trabajadores desean que GM limite el empleo de empleados temporales y que cancele sus planes de cerrar en dos mil veinte las plantas de Lordstown, en Ohio; y de Hamtramck, en Michigan.

Por su lado, GM afirmó que ha ofrecido siete mil millones de dólares estadounidenses en inversiones a lo largo de la duración del acuerdo colectivo, lo que va a crear más de cinco mil cuatrocientos trabajos, como mejoras salariales y mayores pagos de posibilidades sanitarias.