/Uber despide a cuatrocientos empleados, una tercera parte de su oficina de marketing
Los despidos corresponden a un tercio de su departamento de marketing.

Uber despide a cuatrocientos empleados, una tercera parte de su oficina de marketing

La multinacional estadounidense de transporte bajo demanda Uber notificó el primer día de la semana de que ha despedido a cuatrocientos trabajadores de su departamento de marketing, lo que forma una tercera parte de los en torno a mil doscientos empleados en esta sección.

En un comunicado, la firma de la ciudad de San Francisco (California, EE.UU.) confirmó la información adelantada por The New York Times y explicó que la resolución es parte del proceso de «reestructuración» en el que está inmerso Uber desde su salida a bolsa el pasado diez de mayo.

«Charlemos claro: debemos recobrar nuestra ventaja. Ganamos siendo veloces y muchos de nuestros equipos son demasiado grandes, lo que hace que se duplique el trabajo», afirmó para justificar los despidos el consejero encargado de Uber, Dase Khosrowshahi.

La resolución se genera una vez que el siete de junio abandonaran la compañía 2 altos directivos de la compañía, el hasta ese momento jefe de operaciones, Barney Harford, y la jefe de marketing, Rebecca Messina, quienes justificaron en ese instante que sus puestos habían dejado de ser precisos con la reestructuración.

En el caso de Hartford, fue el propio Khosrowshahi quien pasó a aceptar sus responsabilidades, en tanto que una vez realizada la salida a bolsa y con «la presente marcha de la compañía», este afirmó sentirse con más tiempo para implicarse en el día tras día.

«Esto me dejará estar más metido en las operaciones al día y asistir a nuestros líderes a solventar inconvenientes en tiempo real, al unísono que nos aseguraremos de que hacemos que nuestra visión para la plataforma se transforme en una realidad», señaló Khosrowshahi.

En relación con la hasta ese momento jefe de marketing, el consejero encargado explicó que «cada vez está más claro que para nosotros es vital tener una narrativa consistente y unificada cara los usuarios, la prensa, los asociados y los políticos», con lo que decidió conjuntar las unidades de marketing, comunicaciones y política.

Con esto, el pues ocupaba Messina desapareció, y pasó a integrarse en un nuevo macrodepartamento dirigido por la hasta ese momento vicepresidenta de comunicaciones y políticas públicas, Jill Hazelbaker.