/Una buena gestión del dinero

Una buena gestión del dinero

No hace falta tener una educación financiera extensa para tomar decisiones que sean prometedoras para las finanzas personales. Basta con informarse acerca de algunos productos financieros básicos y buscar el que más convenga.

Asegurar el vehículo

Un coche es un gasto de dinero bastante significativo y útil, por lo que siempre es recomendable cuidarlo con un seguro para vehículos apropiado. De esta manera, el vehículo quedará protegido contra todo tipo de situaciones como choques o en el caso de algún accidente de tránsito, entre otros.

La cobertura del seguro depende por completo de la póliza adquirida y de la empresa contratada. Por supuesto, lo ideal es buscar una aseguradora de confianza como Aseguranzas para Negocio, que ofrezca distintas opciones. Así, se tiene la certeza de que la empresa va a responder según lo establecido en el contrato.

Por otro lado, la póliza debe cubrir al menos los gastos más básicos en las situaciones más comunes, aunque lo mejor es invertir todo el dinero posible en este servicio. El motivo es que la cobertura va a ser mayor y para un mayor número de casos, lo que a medio y largo plazo es un ahorro de dinero.

Los créditos online

La popularidad de esta modalidad de financiación ha crecido de forma exponencial en los últimos 5 años porque funcionan muy bien como alternativa para aquellas personas que no pueden acceder a otro tipo de créditos. España se convirtió desde la crisis económica en uno de los que más consume créditos online.

El motivo es bastante sencillo, durante esos años las personas no contaban con los requisitos suficientes como para que la banca tradicional les permitiera pedir créditos. Las entidades buscaban protegerse contra los impagos, pero a su vez, los clientes se vieron perjudicados. Aquí es cuando los préstamos en 10 minutos sin papeleos entraron de lleno en el mercado.

Son productos ofrecidos por entidades financieras nuevas, con los que no es necesario presentar papeles, más allá del DNI y un formulario online con los datos básicos. Gracias a ellos, es posible solicitar cantidades relativamente pequeñas de dinero en pocos minutos, y sin presentar ningún tipo de aval.

Lo bueno de esta alternativa de financiación es que el índice de aprobación es bastante elevado, por lo que cualquier persona en España, con DNI y una cuenta bancaria a su nombre, puede optar por ellos. Además, es realmente cómodo el proceso porque todo se hace online y a cualquier hora del día.

Por otro lado, no importa ni siquiera que la persona tenga ya deudas antiguas, ya que también existen las empresas financieras que ofrecen los créditos con ASNEF. Así, incluso alguien que esté en esta lista de morosos es elegible para solicitar un crédito de éstos. Por protección de las partes involucradas, hay algunas restricciones, pero sigue siendo una opción para estos casos.

El motivo de esto es que entrar en el listado de ASNEF es bastante sencillo, incluso teniendo buenos hábitos financieros. Una disputa por rechazar un pago en ocasiones es motivo suficiente como para ser incluido, y salir de ahí, es un proceso del que se encarga el afectado. Por lo tanto, las nuevas entidades financieras dan la oportunidad a este tipo de personas, aunque no pueden acceder a sumas elevadas de dinero.

Las condiciones de una hipoteca

En ocasione,s las hipotecas son una buena opción para pedir un crédito, aunque a veces se deben solicitar únicamente porque no hay otra alternativa. Esto no siempre termina en un callejón sin salida, incluso para las personas que solicitaron una hipoteca de interés variable y se encuentran en una situación comprometida.

Es necesario hablar con un experto para saber todo sobre las cláusulas del IRPH, uno de los índices de referencia sobre el que se calculan los intereses de una hipoteca. El interés de una hipoteca se calcula sumando el índice de referencia correspondiente a la fecha de pago con un diferencial que varía según el contrato establecido.La situación del IRPH siempre ha sido bastante delicada porque no es realmente un tipo de intereses sino un indicador de costes medios, por lo que siempre va a ser más elevado que otros indicadores de tipo medio de intereses.