/Una forma fácil de desalojar a los okupas de tu vivienda

Una forma fácil de desalojar a los okupas de tu vivienda

En un contexto como en el que vivimos, en el que es enormemente frecuente ver y oír noticias acerca de la okupación de viviendas privadas, es importante estar informados acerca de cuál es el procedimiento a seguir para poder recuperar nuestra casa en el caso de que nuestros inquilinos morosos se nieguen a abandonarla o peor aún, que hayamos sido víctimas de un allanamiento de morada. En este artículo tratamos de ello.

La situación

Con la crisis del COVID-19 hay muchos inquilinos que lo están pasando francamente mal y que, sea por el motivo que sea, no pueden abonar el alquiler de las viviendas en las que residen, lo que a su vez supone una merma económica para los propietarios de esas residencias que puede llegar a ser importante.

Del mismo modo, cada vez es más frecuente la presencia de okupas en casas y pisos que son propiedad de unos particulares que, por lo demás, se ven desamparados porque desconocen cuál es el medio para librarse rápidamente de ellos y poder volver a hacer uso de su propiedad.

La solución

Tanto ante una situación como ante la otra, lo más eficaz es requerir la ayuda de un buen abogado especialista en desahucios, como los de JR abogados, y emprender las acciones legales que sean necesarias de cara a conseguir poder volver a disponer de nuestra propiedad inmobiliaria.

Así, en el caso de que seamos víctimas de un inquilino deudor tenemos la opción de reclamar la cuantía que se nos debe o incluso de solicitarle que abandone nuestra propiedad antes de emprender las acciones legales, algo que en muchas ocasiones puede demorar hasta en dos años el hecho de poder volver a hacer uso de nuestra vivienda (más aún en el caso de que seamos propietarios de más de 10 de ellas)

Para hacerlo, lo mejor es dejar este asunto en manos de especialistas y comenzar por mandar un burofax a nuestros inquilinos, después y en el caso de que ello no haya dado resultado podemos dar un paso más y demandar a quienes ocupan nuestra propiedad solicitando un desahucio o simplemente la cantidad monetaria que se nos adeuda.

Por otra parte, si hemos tenido la mala suerte de ser víctimas de una okupación, es importante saber que la ley es mucho más rápida y que, siempre que contemos con la ayuda de un abogado especialista en este tipo de asuntos, podremos ver resuelta nuestra situación en sólo cinco días gracias a la “Ley Antiokupas”.

En efecto, de lo que hablamos es de un nuevo proceso legal que busca ayudar a los propietarios a poder disponer de su propiedad rápidamente, dado que serán desalojados por la fuerza en menos de una semana desde que el afectado por la okupación haya presentado la demanda.

Al respecto, tenemos que decir que es fundamental que se presente la demanda antes de un año desde que el inmueble haya sido okupado, pudiendo ser la denuncia interpuesta contra los “ocupantes desconocidos” de nuestra propiedad. En ella, el dueño puede solicitar la entrega inmediata de su vivienda, tras lo que el juez solicitará el contrato de alquiler o las escrituras en un plazo de 5 días.

Si los okupas no aportaran tal documentación, algo que es mucho más que posible, se dictará una sentencia que los obligará a abandonar el inmueble de inmediato y que, en el caso de que se negaran a hacerlo de una forma pacífica, faculta a las fuerzas de seguridad del Estado a echarlos por la fuerza.

Es decir, que la mejor forma de poder volver a utilizar nuestra vivienda ocupada fraudulentamente es la que pasa por requerir la ayuda de abogados expertos en desalojos y, sobre todo, evitar tomarnos la ley por nuestra mano porque, de lo contrario, es muy posible que, además de que no consigamos nuestro propósitos, seamos nosotros lo demandados y tengamos que afrontar ciertos gastos innecesariamente.