/Uno de cada 2 hombres va a tener cáncer
Uno de cada 2 hombres va a tener cáncer

Uno de cada 2 hombres va a tener cáncer

Uno de cada 2 hombres y una de cada 3 mujeres desarrollarán algún género de cáncer durante su vida. En España esta enfermedad es la primera causa de muerte en hombres y la segunda en mujeres. El desarrollo de la esperanza de vida lleva consigo el paralelo incremento de tumores. En Catalunya se diagnosticaron en el dos mil dieciocho un total de cuarenta y 2 y novecientos diecinueve casos de cáncer, un uno con cinco por ciento más que el año precedente y un nueve por ciento más que hace 6 años, según las cifras de la Asociación De España Contra el Cáncer (AECC). En toda España el cáncer alcanzará los doscientos setenta y siete mil doscientos treinta y cuatro casos, un doce por ciento más que en el dos mil quince, advierte la Sociedad De España de Oncología Médica (SeoM). Con todo, la investigación ha hecho posible que, en la actualidad, el sesenta por ciento de los cánceres se curen.

“El cáncer es, en parte, una enfermedad de la edad. Los mecanismos moleculares de desarrollo del cáncer incluyen fallos en la duplicación celular del ADN. Cuantas más veces se duplican las células, más fallos hay. Esto es lo que da pie a las mutaciones. Y, cuando aparece una muy potente, se produce el cáncer, que no es otra cosa que el desarrollo desmandado de una célula en un órgano”, explica Ramon Salazar, directivo de Investigación Clínica del Institut Català d’Oncologia (ICO), jefe de Oncología Médica y organizador del programa Oncobell del Institut d’Investigació Biomèdica de Bellvitge (Idibell).

“El cáncer es el desarrollo desmandado de una célula en un órgano. Es, en parte, una enfermedad de la edad”

Ramon Salazar

Oncólogo y también estudioso del Idibell

En nuestros días, las primordiales líneas de investigación son la medicina genómica de precisión adaptada (esto es, los medicamentos contra las mutaciones que producen el cáncer) y la inmunoterapia (el refuerzo de la contestación natural inmunológica del paciente contra el cáncer). Tampoco se excluye la medicina clásica: cirugía, radioterapia y quimioterapia.

Hábitos vitales

Como explica Salazar, se da la “paradoja” de que el cáncer, que tiene el beneficio de subsistir molecularmente, termina liquidándose a sí mismo por el hecho de que “mata” al organismo que le hace de “huésped”. El oncólogo asimismo advierte de que, en Occidente, existen “factores ambientales” que favorecen el cáncer, como el tabaquismo, el alcoholismo, el sobrepeso o bien una dieta pobre en vegetales y rica en grasas o bien carnes rojas. Y apunta que, si bien “todas y cada una de las personas” tienen una predisposición genética de base para terminar desarrollando un cáncer, hay algunas en las que esta predisposición es mayor.

“El cáncer hereditario representa el cinco por ciento de todos y cada uno de los cánceres. Hay familias, por servirnos de un ejemplo, donde se dan múltiples casos. En el ICO tenemos unidades de consejo genético en las que trabajamos para la prevención de exactamente las mismas, a las que les hacemos pruebas más intensivas para la detección precoz del cáncer. Y asimismo las atendemos psicológicamente”, afirma Salazar. Se ha probado que las mujeres portadoras de mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2 heredadas por línea germinal (esto es, de los progenitores) tienen un peligro “altísimo” de sufrir cáncer de mama.

“El hereditario representa el cinco por ciento de todos y cada uno de los tipos. En el ICO hay unidades de consejo genético en las que trabajamos la prevención”

Más esperanza de vida

En Catalunya, los cánceres más usuales son, por este orden, el colorrectal, el de mama, el de próstata y el de pulmón. En España, conforme la SeoM, los cánceres que van a ser más habitualmente diagnosticados este dos mil diecinueve son el colorrectal, el de próstata, el de mama, el de pulmón y el de vegija. Hasta el momento, tanto en hombres como mujeres el cáncer de pulmón es el encargado de un mayor número de muertes, seguido del colorrectal (en el caso de ello) y del de mama (en el caso de ellas).

“Curamos el sesenta por ciento de los cánceres, mas falta ese cuarenta por ciento . En aquellos cánceres que no curamos, sí hemos conseguido progresar la calidad y cantidad de vida. Por poner un ejemplo, en el melanoma metastásico hace un quinquenio la esperanza de vida era menor a un año y ahora estamos cerca de los 5 años”, cuenta este oncólogo. En el caso del cáncer de pulmón, no obstante, solo un quince por ciento de los enfermos se curan por el instante, si bien se ha conseguido prolongar la esperanza de vida a más de 3 años en ciertos pacientes.

Los cánceres más usuales en España son el colorrectal, próstata, mama, pulmón y vejiga

Las cantidades de la SeoM apuntan a que el incremento de los casos de cáncer se experimenta sobre todo en mujeres. Entre los motivos está la integración tardía de las mujeres al tabaquismo. Mas en especial aumenta el cáncer de mama, algo que el estudioso del Idibell vuelve a atribuir a los “hábitos occidentales”. “En un caso así, el factor más esencial es el del sobrepeso. En los tumores hormodependientes [los que dependen de las hormonas, sobre todo de los estrógenos, y que suponen el 70% de los cánceres de mama], el sobrepeso es un factor esencial, por el hecho de que hay más hormonas cuando hay más grasa”.

El cáncer de mama es, asimismo, uno de los que más avances han experimentado: el ochenta y seis por ciento de las pacientes viven alén de 5 años y la supervivencia aumenta un uno con cuatro por ciento anualmente, conforme la AECC. “Asimismo se ha probado que, lo antes posible se queda una mujer encinta, menos posibilidades tiene de contraer cáncer de mama, por el hecho de que el embarazo produce protección estrogénica”, asegura Salazar. La vida moderna, sin embargo, favorece poco a poco más los embarazos tardíos. Con todo, “vida sedentaria y sobrepeso” son los factores más esenciales en el momento de desarrollar cáncer de mama.

Objetivo: salvar vidas

El Idibell termina de lanzar la campaña ‘Salvem vides’ (en las redes se halla bajo el ‘hashtag’ #josalvovides), destinada colectar fondos para la investigación del cáncer, la que en palabras de Gabriel Capellá, directivo del instituto, “salva vidas”. Los fondos colectados en esta campaña se destinarán a financiar proyectos del Oncobell, el programa de investigación del Idibell en terapias experimentales y mecanismos moleculares en cáncer. Hasta el próximo marzo, los ciudadanos, empresas y medios que lo deseen van a poder cooperar con aportaciones económicas, difusión o a través de la participación en los actos de campaña.